Espacios cardioseguros que salvan vidas

Los espacios con seguridad para los momentos de emergencia cardíaca están diseñados para salvar vidas.

La persona es un ser con una necesidad básica de controlar su entorno. Pensamos y diseñamos sistemas para lograr la adecuación de la naturaleza, y sus acciones, con la finalidad de encontrar maneras para acondicionarlas a nuestra forma de vida: buscamos encauzar el agua, manejar la luz, aprovechar el aire, y claro, modificar el espacio. Pero, en el tema de la vida, los patrones se modifican: ¿te has preguntado qué pasaría si tú fueras el único presente en un lugar para prestar ayuda ante una emergencia cardíaca o de muerte súbita?

El temor de enfrentarse a un evento desafortunado que nos prive de vivir es una realidad. A pesar de que diariamente podemos estar expuestos a este tipo de circunstancias, es un es un alivio conocer que existen empresas que conciben soluciones, dentro del sector salud, para emergencias cardíacas, con el objetivo de proteger a las personas; siendo Confianzza una de estas empresas cuya labor principal —y única— es la vida.

Un espacio cardioseguro es aquel lugar que concentra una serie de elementos, humanos y materiales, necesarios para asistir a una persona los primeros minutos después de haber sufrido un paro cardíaco. Esta zona debe contar con personas capacitadas y cualificadas para dicha actividad, misma que requiere de una respuesta inmediata y eficaz en el momento del incidente para elevar la probabilidad de vida. Por ejemplo, ¿sabías que cada minuto que pasa durante un evento cardíaco se recorta en un 10% las probabilidades de supervivencia de una persona víctima de un paro, o que los primeros cinco minutos después del evento son esenciales para salvar esa vida?

Pero, ¿cómo se logra? Se logra a través de un conocimiento en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y en utilización de un Desfibrilador Externo Automático (DEA), considerado como el aparato más seguro y efectivo en esta índole que permite desfibrilar o hacer reaccionar al corazón mucho antes de que llegue la ayuda profesionalizada. Ésta pronta reacción representa un 75% de posibilidad para superar una emergencia cardíaca.

Los mencionados DEA son tus aliados para la vida, diseñados para identificar arritmias mortales y administrar, con la intervención sencilla de una persona, una descarga eléctrica precisa para restablecer el ritmo cardíaco. Pero no basta con tener el equipo disponible, es necesario conocer el sistema de pronta reacción para lograr un método exitoso, de aquí la importancia del entrenamiento para reconocer la situación crítica de un ataque cardíaco así como la atención posterior a la resucitación. Esto contempla la inclusión de los elementos de la cadena de supervivencia (que abordaremos posteriormente), definida como las intervenciones críticas que conectan a la víctima con la supervivencia.

La visión social de los espacios seguros ante emergencias cardíacas debe ser tema de interés para cualquier persona frente a la premisa básica de saber reaccionar ante momentos de una urgencia de esta índole; no obstante, esta visión debe involucrar a su vez figuras potenciales que apoyen con la diversificación del proyecto de vida como: empresarios, dueños de corporativos, médicos y profesionales; y de igual manera ofertar este servicio en establecimientos públicos como plazas y zonas comerciales, hospitales e instalaciones médicas, zonas de alta concentración y tráfico, así como en instalaciones educativas, complejos residenciales, empresas, edificios laborales y entidades gubernamentales.

Respecto al tema de legislación y participación gubernamental para los espacios cardioseguros, Jorge Casarin, abogado y fundador de Confianzza, comenta: “Aún cuando hace falta mucha ayuda para difundir la cultura sobre el uso de equipos desfibriladores para salvar una vida, el gobierno ha propiciado iniciativas y puntos de acuerdo para tomar acciones”.

Es con base a lo anterior que Confianzza vive esta filosofía: “Todas las personas tienen derecho a la vida”, por ello enfocan su servicio en soluciones, cursos informativos y equipos técnicos que sirvan para salvar una vida. Como puntualmente lo expresan: “Así, con conocimiento y amor por la vida se podrán maximizar las posibilidades de que otra persona sobreviva un evento de paro cardíaco o muerte súbita”.

– – –

Confianzza es un empresa focalizada en las personas y sus centros de reunión que busca enseñar el cómo reaccionar ante casos de emergencias cardíacas y aportar las herramientas técnicas necesarias para ejecutarlo; contribuye a que ciudadanos y compañías sean parte de entornos socialmente responsables mediante espacios cardioseguros.

Para todos aquellos que se encuentren interesados en obtener más información, conocer sus cursos, o instruirse sobre cualquiera de productos y/o servicios en la cultura de salvar vidas, pueden contactarnos aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *